Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 22 de febrero de 2009

Hoy conocí a una verdadera pájara.


La salida estaba dispuesta a las tres menos cuarto de la tarde hora española, un desayuno fuerte pero ya se quedaba mas atrás de las once de la mañana, más de 25 grados al sol, una ampolla del día anterior y unos tímidos 16,4 kilómetros de orientación sin apenas entrenamientos largos esta temporada, eran los ingredientes perfectos para acabar en una buena pájara. Cuando me cruce yendo al punto 8 con el campeón del mundo de larga distancia y lo vi correr, ví lo que me esperaba y no quería ni pensar como llegaría a los últimos controles si este señor iba corriendo tan destartalado y a ese ritmo tan bajito, suspire. Cometí algunos fallos pero ninguno tan gordo como en el del punto 8, asustado de la imagen que acababa de ver, continué hasta que la hipoglucemia pudo conmigo, el primer loop bastante bien pero al entrar en el segundo ya a falta de 6km mi cuerpo hizo POM y me arrastré un par de kilómetros para acabar los últimos cuatro andando en los llanos y las cuestas arriba y dejándome llevar en las bajadas, sin un puto avituallamiento en los putos 8 últimos kilómetros en los que mas reventaos vas me cagué en sus muertos y tuve que beber un poco del pantano y comer bellotas para poder continuar, estaba mareado y no podía dar un paso más corriendo…y así llegue a la meta, el gps marcó 20,5km mas los 5km de ir a la salida y volver de la meta al coche que estaba en el 5º coño.
El sábado bastante bien, reservón de cara al domingo y sin fallos de mas de 15´´. Bueno ahora a recuperarse esta semana. Siempre me quedará que fue buen entrenamiento.
Os dejo el mapa de la larga, no tengo gana de pintarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario